Descubre cómo disfrutar de unas vacaciones productivas

por

¡Hola! ¿Cómo va todo?

En el hemisferio norte ya tenemos el verano encima y viene acompañado como siempre del calor y de las vacaciones ¿ya tienes planeadas las tuyas?

En este artículo vamos a tratar precisamente de esta época del año y de algunos consejos para aprovecharla a tope.

¿List@? ¡A por ello!

 

Productividad veraniega

Si lees habitualmente este blog sabrás que ser más productivo no tiene que ver con trabajar más, sino con aprovechar más el tiempo que dedicas a cada tarea que te hayas marcado.

Podríamos decir que ser productivo es lo contrario a «perder el tiempo».

Esto quiere decir que se puede (debe) ser productivo en cualquier momento, independientemente de si se está trabajando o no. El tiempo pasado nunca va a volver para que lo uses de otra manera, salvo que tengas un Delorean, te gusten los monopatines y te protejas del frío con plumas sin mangas.

Por eso, debes aprovechar el tiempo de tus vacaciones igual que cualquier otro. Desperdiciarlo simplemente «sin hacer nada» no es una opción.

Y si el resto del año has trabajo a tope ¿por qué no descansas también a tope?

 

Lo bueno si breve…

bueno-breve

Intenso y corto

Hay una máxima en la productividad que tratamos en la serie de artículos dedicados a la estrategia de objetivos: la dificultad para alcanzar un objetivo aumenta cuanto más alejado en el tiempo está.

Esto se debe a dos factores:

  • La dificultad para prever lo que sucederá en tu entorno y en ti mismo a largo plazo.
  • La pérdida de motivación debida a la sensación de ser algo demasiado lejano.

Por eso, te recomiendo que dividas tus objetivos a largo plazo en otros con plazos más cortos que te resulten más fáciles de cumplir. De esta forma cuando vayas cumpliendo estos objetivos más pequeños y cercanos en el tiempo, te irás acercando poco a poco pero irremediablemente a tus objetivos a largo plazo.

Y este mismo razonamiento también se puede aplicar a los períodos vacacionales.

Es mucho más probable que aproveches más el tiempo en una semana de vacaciones que en un mes. La semana tenderás a planificarla más minuciosamente para que no se te escape ni un minuto, mientras que el mes tenderás simplemente a «dejar que pase».

Piensa por un momento en unas vacaciones que recuerdes con especial cariño ¿fueron de corta o de larga duración? 🙂

 

Objetivo: descanso

Planees lo que planees para que tengas unas vacaciones productivas, siempre debes tener presente que su objetivo final es descansar.

Pero no necesariamente todos descansamos haciendo las mismas actividades.

Para una persona aficionada al senderismo, una ruta de diez kilómetros por la montaña despejará su mente y le hará desconectar, mientras que para otra sin esa afición sólo implicará que le duelan los pies al final de la jornada.

Por eso, te animo a que busques aquellas actividades que realmente te hagan relajarte y que después las incluyas en tus periodos vacacionales.

Esto parece obvio, pero no puedo evitar reflexionar sobre ello cuando la gran mayoría de las personas hacemos las mismas actividades en nuestras vacaciones.

En algunos casos por múltiples razones, hay personas que no pueden desconectar totalmente de su actividad laboral durante sus períodos de asueto. Aun así, eso no debe impedir que su objetivo sea el descanso.

Si ese es tu caso, te recomiendo que incluyas en tus vacaciones un tiempo fijo para realizar actividades laborales. Y que lo cumplas a rajatabla.

Designa tu tiempo y házselo saber antes marcharte del trabajo a todo aquel que precise de tu trabajo. Se específico y deja bien claro que fuera de ese horario no estarás localizable.

Te sorprenderás con la cantidad de cosas que pueden esperar hasta que estés disponible y que pueden resolverse en períodos cortos de tiempo.

 

Cambio de rutina

cambio-rutina

Ahora es diferente

Las vacaciones son un buen período para la creatividad y para el surgimiento de buenas ideas. Además de estar descansado y «fresco» en esta época del año, tus rutinas y costumbres cambian, tratas con gente diferente y haces cosas distintas. En definitiva, sales de tu zona de confort.

Esto como sabes, es fundamental para aplicar cambios ya que si tu forma de actuar no varía es muy difícil que tus resultados lo hagan.

Pero no sólo tú estás fuera de tu zona de confort en esta situación, sino que las personas con las que trates también lo estarán lo que incrementa la creatividad en las interacciones con ellas.

Esta característica se ve potenciada cuanto más diferente sea el entorno en el que estás. Por eso, si eres de esas personas a las que les gusta conocer otras culturas y modos de vida tendrás más posibilidades de ser más creativo durante tus vacaciones.

Ahora que ya sabes que estar de vacaciones puede abrir la mente y hacer que veamos el mundo y a los demás de forma diferente, ¿por qué no lo aprovechas? 🙂

Anota todas las ideas que se te ocurran y los datos de todas las personas interesantes con las que interactúes, para poder procesarlas una vez retomes tu actividad laboral.

Te sorprenderá el número de buenas ideas que sacas de tus períodos de vacaciones y descanso.

 

Revisión de objetivos

Las vacaciones además son un periodo ideal para revisar tu estrategia de objetivos a largo plazo, y para analizar cómo te ha ido el cumplimiento de tus objetivos pasados.

Podrás hacerlo tranquila y pausadamente y dedicarle el tiempo y la atención que merece. Además, como te comentaba en el punto anterior tu mente estará más abierta y serás capaz de pensar de forma menos lineal, pudiendo ser más creativo e innovador.

Se trata de una tarea que puedes hacer en varias fases, pudiendo abandonarla y retomarla en múltiples ocasiones sin ningún impacto negativo. Esta característica la hace ideal para encajarla entre el resto de actividades que harás en tu periodo vacacional.

Por eso, te recomiendo que te marques «años escolares» a la hora de fijar tus objetivos anuales. En estos años, su inicio se marca justo después de las vacaciones y su fin justo antes de estas.

De este modo, durante tus etapas de descanso podrás revisar lo realizado en el año que acaba de terminar, y plantear los objetivos para el año siguiente de forma más eficaz.

 

¿Te vas de vacaciones?

Si tu periodo de descanso empieza dentro de poco o acaba de hacerlo, cuéntame en los comentarios que es lo que tienes planeado para descansar a tope, tener unas vacaciones productivas y regresar con toda tu energía disponible ¡No seas tímid@! J

¡Un fuerte abrazo!

Si te ha gustado comparte, ¡Gracias!

Ey, ¿No vas a dejar un comentario?

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *